“SEVILLANAS DE BROOKLYN” EN LOS CINES PROTAGONIZADA POR NUESTRA EXTREMEÑA CAROLINA YUSTE.

“Ana es una joven sevillana harta de su familia y del conflictivo barrio en el que viven. Todo irá a peor cuando su madre, para evitar el desahucio, decide engañar a una agencia para acoger en su casa a Ariel Brooklyn, un estudiante afroamericano de familia adinerada, a cambio de 700 euros. A pesar de sus diferencias y de las situaciones esperpénticas que provoca el fraude, Ana y Ariel se verán obligados a convivir bajo el mismo techo. Y ya se sabe que el roce hace cariño.”

 

Estamos ante la cuarta película del valenciano Vicente Villanueva (Lo contrario al amor, Nacida para ganar y Toc Toc ), a partir del libreto de Juan Apolo y Nacho La Casa; esta vez se centra en reflejar el contraste folklórico andaluz con lo americano por medio del enamoramiento entre Ana (Carolina Yuste) y Ariel (Sergio Momo)  bajo tintes de comedia italiana y con retazos de vodevil, dando ejemplo de las múltiples películas dentro de una sola. ¿El fin? El director sostiene que buscó crear una comedia clásica imperecedera para que el tiempo no pase, como los grandes clásicos, y que además cuenta con trasfondo social. Conseguido o no, tan solo eso lo podrá juzgar el espectador que desde este 17 de septiembre podrá disfrutarla en los cines. 

 

No se puede elegir a la familia, pero sí reconocernos que sin ella, sin saber de dónde venimos, no sabemos quiénes somos o hacia dónde vamos. Bajo la interpretación de Carolina Yuste como Ana, Sergio Momo como Ariel, Manolo Solo como Antonio, Estefanía de los Santos como Carmen, Canco Rodríguez como Jesús o María Alfonsa Rosso como Abuela o  Andrea Haro como Auxi entre otros; descubrimos la peculiaridad de cada uno de los miembros donde el papel que juegan las mujeres en esta película es determinante. "Hay algo en el carácter de las mujeres andaluzas que es tirar con todo y ella es la madre la que tiene ideas ‘ilegales’ pero el público va con todo con ella. Va a haber muchas mujeres de esa generación que se van a sentir muy identificadas", sostiene Carolina Yuste. 

 

Nos quedamos también con las palabras de nuestra exalumna describiendo al personaje interpretado así como haciendo espejo de aquella imagen nefasta ,que cree, tiene España de la meritocracia:  "Ana es una mujer normal, como sería cualquiera de nuestras amigas que está en una situación muy difícil económicamente en su familia. Estudia, pero se da cuenta que tiene que ayudar y eso genera conflicto en la familia. Parte del rechazo y se enamora y es algo muy bonito de ella. Más allá del acento o de las sevillanas, la esencia de la película es algo muy universal, algo que podríamos sentir todos que es lo familiar, el huir para reencontrarte. Todo el mundo ha vivido algo así. Los personajes se crean gracias al resto y eso se lo debo a mis compañeros, yo no se trabajar sola" Compañerismo como uno de los valores que defendemos en La Manada bajo la mirada sensible de Carolina para contar una historia de muchas, de todos, en profundidad y sin prejuicios.