LA AMISTAD CON NOMBRE DE MUJER LLEGA CON “CHAVALAS”

“Marta, Desi, Soraya y Bea, cuatro amigas inseparables en la adolescencia, vuelven a encontrarse en el barrio para revivir una auténtica y tragicómica amistad. Una realidad que las obligará a enfrentarse a aquellas adolescentes que fueron y a las mujeres que quieren ser. Casi sin darse cuenta, se ayudarán a tomar decisiones importantes en sus vidas. El paso del tiempo y lo distintas que son no será excusa para que su amistad prevalezca sobre todo lo demás.” 

 

La directora renombrada Carol Rodríguez Colás eleva el guión de su hermana, Marina Rodríguez Colás, para volver a un pasado que mucho tiene con sus experiencias adolescentes en el barrio natal de Cornellá. Ambas aseguran que no buscaban estigmatizarlo y que lejos de ser un film autobiográfico, sí beben de sus orígenes ¿Qué mejor manera de ser creativas que narrar desde aquello que conocen? Así pues, Marta (Vicky Luengo como protagonista), con motivo de un despido vuelve obligada a su barrio natal, del cual se avergüenza por resultar insuficiente para sus objetivos personales y profesionales, y tan solo cambia de idea y valora el lugar de donde viene gracias a sus amigas de la infancia. 

 

Historia precedida de tres premios obtenidos en el pasado festival de Málaga, incluyendo el de 'Mejor Ópera Prima' y el 'Premio del Público'', reflejada de la mano de las actrices Vicky Luengo, Carolina Yuste, Elisabet Casanovas y Ángela Cervantes. Con ellas viajamos a la periferia y comprendemos que perdonar nos hace cambiar e incluso mejorar. Destaca la relación social de amistad que las actrices trabajan de una manera muy cuidada y nos hacen introducirnos en su mundo presentando a los personajes como cercanos y universales. Confiesan las actrices que se hicieron amigas creando un grupo de Whassap y yéndose de viaje para encarnar desde la sensibilidad y la honestidad dichos papeles. Este es un film con nombre de mujer puesto que los hombres no son determinantes para narrar la potencial amistad y sirven para apoyar los diálogos y no generar las acciones. 

 

Destacamos el papel exquisito de nuestra exalumna, Carolina Yuste, galardonado con un Goya a mejor actriz de reparto en 2019 por “Carmen y Lola”, que consigue capturar la esencia resumida en la última frase del film: "La chica puede salir del barrio, pero el barrio no de la chica".